lunes, 9 de enero de 2012

Seis sombreros para pensar


El modelo de los 6 sombreros para pensar es una forma de estructurar el pensamiento, identificando los distintos tipos de información que se maneja y se genera, formando un mapa completo de la idea y del pensamiento, lo que permite llegar más fácilmente a soluciones y acuerdos. 

Ésta técnica es muy útil para utilizar en determinadas reuniones de empresa, tomar decisiones y para resolver problemas.

A comienzo de los años 80's, Dr. Edward De Bono inventó el método de los Seis Sombreros de pensamiento. Este método es un marco de referencia para el pensamiento y puede incorporar pensamiento lateral. El sistema le da su lugar al valioso pensamiento crítico, pero no permite que éste domine, como ocurre en el pensamiento ordinario.

El doctor Bono organizó una red de entrenadores expertos para introducir el método de los Seis Sombreros del Pensamiento. La empresa Advanced Pracal Thinking (APTT) de Des Moines, Iowa, USA, licencia este entrenamiento para todo el mundo, excepto Canada y Europa. APTT organiza a los entrenadores y suministra los únicos materiales escritos y autorizados por el Dr. Bono para el entrenamiento.

Organizaciones como Prudential Insurance, IBM, Federal Express, British Airways, Polaroid, Pepsicola, DuPont, y Nippon Telephon and Telegraph, utilizan los Seis Sombreros del Pensamiento.

Los seis sombreros representan seis maneras de pensar y se deben considerar como direcciones de pensamiento más que etiquetas para el pensamiento. Esto quiere decir que los sombreros se utilizan proactivamente y no reactivamente.

La justificación teórica para utilizar los Seis Sombreros del Pensamiento es que: .

  • Fomenta el pensamiento paralelo
  • Fomenta el pensamiento en toda amplitud
  • Separa el ego del desempeño

 La técnica de los seis sombreros

Hay seis sombreros metafóricos y el participante puede ponerse y quitarse estos sombreros para indicar el tipo de pensamiento que está utilizando. La acción de ponerse y quitarse el sombrero es esencial. Los sombreros nunca deben ser utilizados para categorizar a los individuos, aunque su comportamiento parezca inducirnos a hacerlo. Cuando se realiza en grupo, todos los participantes deben utilizar el mismo sombrero al mismo tiempo.


Pensamiento con el Sombrero Blanco 

Este tiene que ver con hechos, cifras, necesidades y ausencias de información. Es el púramente objetivo. "Necesito un poco de pensamiento de sombrero blanco en este punto..." significa: Dejemos los argumentos y propuestas y miremos los datos objetivos y las cifras.
Ej:
  • Vendemos 300 unidades de este producto al mes.
  • Nuestro mercado aumenta un 10% al año.

Pensamiento con el Sombrero Rojo

Este tiene que ver con intuición, sentimientos y emociones. El sombrero rojo le permite al participante exponer una intuición sin tener que justificarla. "Poniéndome mi sombrero rojo, pienso que es una propuesta terrible". Usualmente, los sentimientos e intuiciones solamente pueden ser introducidos en una consideración si son sustentadas por la lógica. Por lo general el sentimiento es genuino pero la lógica no es auténtica. El sombrero rojo autoriza plenamente al participante para que exponga sus sentimientos sobre el asunto sin tener que justificarlo o explicarlo.
Ej:
  • No estoy seguro de que esto funcione. 
  • Me preocupa que falle la campaña publicitaria.

Pensamiento con el Sombrero Negro

Este es el sombrero del juicio y la cautela. Es el sombrero más valioso. En ningún sentido es un sombrero negativo o inferior a los demás. El sombrero negro se utiliza para señalar por qué una sugerencia no encaja en los hechos, la experiencia disponible, el sistema utilizado, o la política que se está siguiendo. El sombrero negro debe ser siempre lógico.
Ej:
  • Que tal si no conseguimos el capital a tiempo.
  • Esto no va a funcionar porque implica costos muy altos.

Pensamiento con el Sombrero Amarillo

Tiene que ver con la lógica positiva. Por pué algo va a funcionar y por qué ofrecerá beneficios. Debe ser utilizado para mirar adelante hacia los resultados de una acción propuesta, pero también puede utilizarse para encontrar algo de valor en lo que ya ha ocurrido.
Ej:
  • Esto reduciría nuestros gastos fijos. 
  • Estaríamos diversificando nuestros productos.

Pensamiento con el Sombrero Verde

Este es el sombrero de la creatividad, alternativas, propuestas, lo que es interesante, estímulos y cambios.
Ej:
  • ¿Qué tal si ofrecemos una garantía adicional? 
  • ¿Y si utilizamos otra tecnología para manejar esto?

Pensamiento con el Sombrero Azul

Este es le sombrero de la vista global y del control del proceso. No se enfoca en el asunto propiamente dicho sino en el 'pensamiento' acerca del asunto. "Poniéndome el sombrero azul, siento que deberíamos trabajar más en el pensamiento con el sombrero verde en este punto". En términos técnicos, el sombrero azul tiene que ver con el meta-conocimiento.
Ej:
  • Comenzaremos la discusión con sombrero blanco y de ahí pasaremos al verde. 
  • Guarda ese comentario para después, ahora sólo nos interesan ideas de sombrero rojo.

Un ejemplo de un programa para una junta es el siguiente:

Azul – Blanco – Verde – Negro – Amarillo – Rojo

Explica el uso de los seis sombreros de pensar a tu equipo de trabajo y aplícalos en tus juntas. No olvides asignar a alguien la tarea de tomar nota de todo lo que se dice y discute. También recuerda terminar la junta con asignación de tareas, acuerdos y propuestas concretas.

2 comentarios:

  1. Antonio Fernández Bujo8 de noviembre de 2011, 14:40

    Interesante!! A ver cuando organizais algún taller sobre este tema. Seguro que debe ser muy interesante participar!!

    ResponderEliminar
  2. Muy chévere, este método, porque con él nos asinceramos y desnudamos intereses y prejuicios; de tal manera que asumiéndolos y dejándolos en claro con esos sombreros, evitaremos gastar tiempo en defenderlos y nos podemos enfocar en la argumentación. Si yo soy vegetariano, y se discute sobre el menú del día, al ponerme el "sombrero de vegetariano", ya no tengo que explicar mi punto de vista ni tengo que defenderme de las acusaciones de ser vegetariano: sólo me limito a sugerir un menú vegetariano; y se gana tiempo. Porque hay momentos que son para tomar decisiones y otros para argumentar.

    ResponderEliminar

Déjanos tu impresión sobre este artículo

Entradas recientes